Palabra de Dios


Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres (Hechos 5:29).
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Bienvenidos... Dios Los Bendiga...
Categorias... Profecias Biblicas, Detalles y Estudio...
La Más Antigua Pero no La Verdadera, Descubrelo tu Mismo...
Ocultismo en los Simbolos católicos...
La Iglesia católica y sus costumbres.
El Vaticano Ni tan Secretos, y Grandes Negocios...
Ecuménismo y el Evangelio de la Prosperidad...

Comparte | 
 

 Ecuménismo y el evangelio de la prosperidad...

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 07/09/2010

MensajeTema: Ecuménismo y el evangelio de la prosperidad...   Miér Sep 08, 2010 9:19 pm



Da Click en comentarios para leer la información con letra más grande. "Dios te Bendiga"

Introducción:

A. No hay otro texto en la Biblia más tergiversado Mat. 7:1-6. El primer versículo se ha aislado del resto del texto, y sin explicarse en su contexto, se ha usado para condenar a los que condenan, para criticar a los que critican, y para debatir que no se debe debatir
(y ni cuenta se da de la inconsecuencia de lo que se hace).

B. Pero al mismo tiempo, no hay otro texto más descuidado aun por los hermanos en Cristo. Verdaderamente esta enseñanza es la puerta estrecha y el camino angosto (vers. 13, 14).

C. Jesús expone la hipocresía de los que juzgan (condenan) a otros aunque tengan serios defectos en su propia vida que no quieren corregir.

D. Este tema se relaciona con varios asuntos tratados en (Mateo 5.)
Tiene que ver con el amor hacia el prójimo. Es interesante comparar (Lucas. 6:27-42)
texto más o menos paralelo con partes del Sermón del Monte registrado en (Mateo. 5-7).
En Lucas el "No juzguéis" sigue inmediatamente después de "Amad, pues, a vuestros enemigos ...
Sed misericordiosos" (Mateo. 5:7, 43, 44).

I. ¿Por qué no debemos juzgar (en sentido malo)?

A. Para que no seamos juzgados. Para nuestra propia protección no nos conviene juzgar a otros. El que se ama a sí mismo no debe juzgar a otro, porque el juzgar a otro trae condenación para uno mismo.

B. Con el mismo juicio con que juzgamos seremos juzgados nosotros. Esta enseñanza es para nuestro propio bien. El propósito de la enseñanza es evitar la condenación de nosotros mismos.

C. Gál. 6:1, "Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado". ¡Qué duros son algunos hermanos cuando algún miembro cae en pecado! Son muy fuertes en su condenación del hermano.

¿Quieren ser tratados en esta manera cuando caen ellos? Debemos ser espirituales y mansos en nuestro trato del hermano que peca, recordando que nosotros mismos podemos caer.

D. Luc. 6:37 agrega, "No condenéis, y no seréis condenados". También agrega, "Perdonad, y seréis perdonados".

E. Lo maravilloso es el control que el cristiano puede tener sobre este asunto. Cada quien decide por sí mismo cómo quiere ser juzgado o medido. ¿Queremos que otros nos juzguen con tolerancia y benevolencia? Entonces, juzguemos a otros con tolerancia y benevolencia. ¿Queremos que otros nos juzguen con intolerancia y dureza? Entonces, juzguemos a otros con intolerancia y dureza.

F. Es importante que seamos consecuentes. Si usamos una medida (regla) muy estricta para medir a otros, no esperemos que ellos usen una medida muy floja para juzgar a nosotros. Si somos muy exigentes hacia ellos, serán muy exigentes hacia nosotros.

Si usamos de misericordia para con ellos, usarán de misericordia para con nosotros. "Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia" (Santiago 2:13).

Esto se refiere al juicio de Dios, pero también se puede aplicar al juicio humano. "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia" (Mateo 5:7).

G. Por lo tanto, debemos ser pacientes con otros, para que sean pacientes con nosotros. Queremos que otros traten de comprender en cuanto a nuestros problemas, dificultades, flaquezas, etc.; por eso, debemos hacer lo mismo con ellos. Queremos que otros sean generosos para con nosotros; por eso, debemos ser generosos para con otros.

Queremos que otros sean justos con nosotros; por eso, seamos justos con otros. "Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros,
así también haced vosotros con ellos" (ver. 12).

(1 Corintios 13:4-7) describe el amor -- la buena voluntad -- que el cristiano siempre debe tener para con todos, y mayormente para con sus hermanos.

II. Segaremos lo que sembramos. (Gálatas. 6:7), "todo lo que el hombre sembrare, eso también segará". Si sembramos juicios severos y duros, es precisamente lo que segaremos
(otros serán severos y duros para con nosotros).

III. La viga y la paja.

A. Ver. 3, "¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?" Jesús pinta la imagen de un hombre con una viga (un tronco, un madero) en el ojo. Emplea la exageración para enfatizar el punto.
¡Qué absurdo que alguien con tronco en su ojo inspeccione el ojo de otro para sacar una paja!

B. Es caso de un oftalmólogo ciego. ¿Cuántos dejarán que el oftalmólogo cegado por una viga en el ojo examine sus ojos para hacer alguna corrección? En (Lucas 6:37-42)

se pregunta, "¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?"
Hace esta pregunta en el mismo contexto que prohibe el juzgar (el condenar).

En el ver. 37 dice, "No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados", y en los vers. 41, 42 habla de la viga y la paja.

Entre estos versículos se habla del ciego, porque el que tiene la viga en el ojo es ciego y no puede no puede ver para guiar o corregir a otro ciego. Está incapacitado por la viga en su ojo.

C. En el mismo texto (el ver. 40) Jesús dice, "El discípulo no es superior a su maestro". Por eso, si el maestro es ciego y "corrige" al discípulo, éste será como aquél. El discípulo (la persona corregida) será hecho a la imagen de su maestro (que tiene viga en su ojo).

"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, la hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros" (Mateo 23:15).

Dios detesta la actitud de los que confían en sí mismos como justos
y menosprecian a los otros. (Lucas. 18:9-12,)

IV. Saca primero la viga de tu propio ojo.

A. ¿No se debe sacar la paja? ¿Prohíbe Jesús que saquemos la paja del ojo del hermano? No. La última frase del texto (el ver. 6) indica que esto sí se hace.

B. Pero primero que todo, debemos tener actitud correcta hacia nuestros propios pecados. Seamos como el publicano que dijo, "Dios, sé propio a mí, pecador" (Lucas 18:13). Lo haremos si somos pobres en espíritu (Mat. 5:3). Seamos como la mujer de (Lucas 7:38),
y como el hijo pródigo de (Lucas 15:17-19).

C. Es necesario que estemos conscientes de nuestras propias flaquezas, faltas y debilidades.
(Romanos 2:17-21), dice Pablo que el maestro practicar lo que enseña.

(Mateo 23:2, 3), Jesús dice que los escribas y fariseos no practicaban lo que enseñaban, sino que solamente imponían la enseñanza sobre otros. (2 Corintios 13:5),

Pablo insiste en que nos examinemos. (Romanos 12:3, 16); (Gálatas 6:3),
que nadie tenga más alto concepto de sí que el que debe tener.

D. Si no nos corregimos primero, no conviene juzgar a otros. Compárese el hermano mayor de
(Lucas. 15:30); no se corrigió a sí mismo para poder juzgar a su hermano.

El fariseo de (Lucas 18:11) no quiso corregirse a sí mismo para poder juzgar al publicano. Debemos practicar la disciplina en la iglesia, pero que todos seamos fieles (Gálatas 6:1-3), "espirituales")

Para poder hacerlo, quitando primero la viga (toda especie de carnalidad, (Gálatas. 5:19-21)
del propio ojo antes de corregir al hermano caído.

E. Para tener visión moral y espiritual, es indispensable que se quite la viga del ojo. Si el ojo de algún hermano es maligno (Mateo 6:22, 23), le falta visión para corregir a otros.

La viga oscurece la visión y es imposible sacar la paja del ojo del hermano.

V. Entonces -- después de quitar la viga de nuestro propio ojo,
podemos y debemos juzgar con justo juicio.

A. El abuso del texto. Muchos usan mal este texto para condenar toda forma de juzgar; dicen que no debemos nunca criticar o juzgar a otros. Este texto no enseña tal cosa.

B. Es necesario juzgar perros y cerdos, ver. 6.
Para no desobedecer este versículo es indispensable que juzguemos a los tales.

No solamente se puede decir que no es pecado juzgarles, sino también se debe agregar que si no se hace, entonces este texto se ignora. Los perros son los carnales, (Gálatas. 5:19-21).

C. (Mateo 7:15), "Guardaos de los falsos profetas".
Para obedecer este mandamiento es necesario juzgar a los tales.

D. (Romanos 13:1-4), el gobierno es el siervo de Dios para juzgar y castigar al criminal.

E. (Mateo 18:17); (1 Corintios 5), etc. La iglesia tiene que juzgar
a los miembros infieles que no quieren arrepentirse.

F. (Juan 12:47, 48), la palabra predicada juzgará a todos en el Día Final.

G. En fin, es necesario juzgar con juicio justo, (Juan 7:24).

"No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio".

El juicio debe ser justo e imparcial, (Levíticos. 19:15-18).

Es malo juzgar sin evidencia adecuada para sostener la acusación.

Es injusto juzgar a otro si la acusación se basa en rumores, sospechas y chismes. El que llama a su hermano "necio" o "fatuo" no le juzga con juicio justo. El que juzga el corazón (el propósito) de otro no juzga juicio justo, porque solamente Dios conoce el corazón.

Es necesario leer la introducción, para asi entender el tema a tratar,
con el criterio necesario, si no le seria imposible hacerlo.

A continuación un tema que me han pedido que publique, y trata sobre los Falsos Maestros
y Falsos Pastores, que dicen predicar el evangelio de Jesucristo .
Puesto que son personas que les hablan tan bonito de la Biblia a las personas, que sencillamente cualquiera diría que es una gran personalidad, y Buen siervo de Dios pero en realidad "NO ES ASI".

Aquí te mostraremos los casos de famosos "Tele evangelistas" y personalidades reconocidas
en el medio evangélico. Personas que se dicen siervos de Dios,
personas que predican el evangelio de una manera bastante culta, dinámica y divertida,
y en algunos casos muy seriamente.

pero que en realidad no son más que simples engañadores y charlatanes que están por ejemplo:
manipulando las escrituras, y solo promulgando el amor de Dios y
la prosperidad para un mundo lleno de materialismo que de nada sirve, sin agregar el arrepentimiento de pecados, y el seguir verdaderamente a Jesucristo y mantenernos sin mancha y arruga.

Obsérvelos bien, y téngalos muy presentes:
estos son los principales, posteriormente mostrare a los secundarios.



Empezaremos a estudiar un poco de lo que han dicho,
y las formas de predicar el evangelio.

Benny Hinn:



De todos los predicadores hoy de la TV y charlatanes,
no hay más carismático y satánico que Benny Hinn.



FALSO PROFETA

Allá por los 1990's, Benny Hinn hizo una serie de "profecías". Hinn afirmó que Dios le dijo que si los cristianos le enviaban dinero para construir su ministerio de la televisión, Él destruiría a los Homosexuales en América, tal como él destruyó a Sodoma y Gomorra".

Los cristianos, creyendo que Hinn era El Profeta de Dios, le enviaron millones de dólares, pero Dios nunca descendió "fuego del cielo" sobre todos los homosexuales que habitaban las ciudades en Norte América, aunque Benny Hinn obtuvo sus 25 millones de Dólares.

Por el contrario la comunidad Gay, hoy en día es más aceptada, y con más derechos
uno de ellos es: casarse, y adoptar niños.
Por el contrario a lo que dijo Benny Hinn, la comunidad Gay hoy en dia se extiende más.

Benny Hinn hizo a una segunda profecía de que "Jesús regresaría en el Año 2000 y establecería su reino". A pesar de ambas profecías fracasaron en hacerse realidad, muchos cristianos se rehúsan a ver a Benny Hinn como un falso profeta, y continúan enviándole millones de dólares como bobos corderitos.

La pregunta aquí es: ¿Cuando los profetas: Jeremías, Isaías, Ezequiel, Daniel, o inclusive cuando se destruyo Sodoma, y Gomorra en el tiempo de Lot tuvieron alguna equivocación en sus profecías?

Respuesta: Nunca, Más todo lo contrario se cumplieron al pie de la Letra.

¿y que es lo que dice Dios con respecto al que profetizara en su nombre
y esa profecía no se cumpliera?

Revisemos la Biblia, y la advertencia que nos da Jehová respecto al tema:

El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre,
a quien yo no le haya mandado hablar,
o que hablare en nombre de dioses ajenos,
el tal profeta morirá. (Deuteronomio 18: 20)

Y si dijeres en tu corazón:
¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?;
si el profeta hablare en mi nombre: Jehová, y no se cumpliere lo
que dijo, ni aconteciere, es la palabra que Jehová no ha hablado;
con presunción la habló el tal profeta;
no tengas temor de él. (Deuteronomio 18: 21-22)

Pero escuchen ustedes mismos las palabras de Benny Hinn, respecto a sus falsas profecías.